Creed en Sus Profetas

Lectura diaria de la Biblia

Reading Time: 4 minutes Escuchar en línea Right arrow icon

23:1 ESTAS son las postreras palabras de David. Dijo David hijo de Isaí, Dijo aquel varón que fué levantado alto, El ungido del Dios de Jacob, El suave en cánticos de Israel:

23:2 El espíritu de Jehová ha hablado por mí, Y su palabra ha sido en mi lengua.

23:3 El Dios de Israel ha dicho, Hablóme el Fuerte de Israel: El señoreador de los hombres será justo. Señoreador en temor de Dios.

23:4 Será como la luz de la mañana cuando sale el sol, De la mañana sin nubes; Cuando la hierba de la tierra brota Por medio del resplandor después de la lluvia.

23:5 No así mi casa para con Dios: Sin embargo él ha hecho conmigo pacto perpetuo, Ordenado en todas las cosas, y será guardado; Bien que toda esta mi salud, y todo mi deseo No lo haga él florecer todavía.

23:6 Mas los de Belial serán todos ellos como espinas arrancadas, Las cuales nadie toma con la mano;

23:7 Sino que el que quiere tocar en ellas, Armase de hierro y de asta de lanza, Y son quemadas en su lugar.

23:8 Estos son los nombres de los valientes que tuvo David: El Tachmonita, que se sentaba en cátedra, principal de los capitanes: era éste Adino el Eznita, que mató en una ocasión sobre ochocientos hombres.

23:9 Después de éste, Eleazar, hijo de Dodo de Ahohi, fué de los tres valientes que estaban con David, cuando desafiaron á los Filisteos que se habían juntado allí á la batalla, y subieron los de Israel.

23:10 Este, levantándose, hirió á los Filisteos, hasta que su mano se cansó, y quedósele contraída á la espada. Aquel día Jehová hizo gran salud: y volvióse el pueblo en pos de él solamente á tomar el despojo.

23:11 Después de éste fué Samma, hijo de Age Araita: que habiéndose juntado los Filisteos en una aldea, había allí una suerte de tierra llena de lentejas, y el pueblo había huído delante de los Filisteos:

23:12 El entonces se paró en medio de la suerte de tierra, y defendióla, é hirió á los Filisteos; y Jehová hizo una gran salud.

23:13 Y tres de los treinta principales descendieron y vinieron en tiempo de la siega á David á la cueva de Adullam: y el campo de los Filisteos estaba en el valle de Raphaim.

23:14 David entonces estaba en la fortaleza, y la guarnición de los Filisteos estaba en Beth-lehem.

23:15 Y David tuvo deseo, y dijo: ¡Quién me diera á beber del agua de la cisterna de Beth-lehem, que está á la puerta!

23:16 Entonces los tres valientes rompieron por el campo de los Filisteos, y sacaron agua de la cisterna de Beth-lehem, que estaba á la puerta; y tomaron, y trajéronla á David: mas él no la quiso beber, sino derramóla á Jehová, diciendo:

23:17 Lejos sea de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿He de beber yo la sangre de los varones que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto.

23:18 Y Abisai hermano de Joab, hijo de Sarvia, fué el principal de los tres; el cual alzó su lanza contra trescientos, que mató; y tuvo nombre entre los tres.

23:19 El era el más aventajado de los tres, y el primero de ellos; mas no llegó á los tres primeros.

23:20 Después, Benaía hijo de Joiada, hijo de un varón esforzado, grande en hechos, de Cabseel. Este hirió dos leones de Moab: y él mismo descendió, é hirió un león en medio de un foso en el tiempo de la nieve:

23:21 También hirió él á un Egipcio, hombre de grande estatura: y tenía el Egipcio una lanza en su mano; mas descendió á él con un palo, y arrebató al Egipcio la lanza de la mano, y matólo con su propia lanza.

23:22 Esto hizo Benaía hijo de Joiada, y tuvo nombre entre los tres valientes.

23:23 De los treinta fué el más aventajado; pero no llegó á los tres primeros. Y púsolo David en su consejo.

23:24 Asael hermano de Joab fué de los treinta; Elhaanan hijo de Dodo de Beth-lehem;

23:25 Samma de Harodi, Elica de Harodi;

23:26 Heles de Palti, Hira, hijo de Jecces, de Tecoa;

23:27 Abiezer de Anathoth, Mebunnai de Husa;

23:28 Selmo de Hahoh, Maharai de Netophath;

23:29 Helec hijo de Baana de Netophath, Ittai hijo de Ribai de Gabaa de los hijos de Benjamín;

23:30 Benaía Pirathonita, Hiddai del arroyo de Gaas;

23:31 Abi-albon de Arbath, Asmaveth de Barhum;

23:32 Elihaba de Saalbón, Jonathán de los hijo de Jassén;

23:33 Samma de Arar, Ahiam hijo de Sarar de Arar.

23:34 Elipheleth hijo de Asbai hijo de Maachâti; Eliam hijo de Achîtophel de Gelón;

23:35 Hesrai del Carmelo, Pharai de Arbi;

23:36 Igheal hijo de Nathán de Soba, Bani de Gadi;

23:37 Selec de Ammón, Naharai de Beeroth, escudero de Joab hijo de Sarvia;

23:38 Ira de Ithri, Gareb de Ithri;

23:39 Uría Hetheo. Entre todos treinta y siete.

See Previous Reading See Next Reading

Featured Resources

Deeper Walk

From Pigpen to Salvation

From Pigpen to Salvation

This must-read book by Frank Fournier brings clarity and beauty to the gospel in a way that will light your soul on fire! Whether doubting the assurance of salvation, looking for ways to grow closer to God, or searching for an inspirational holiday gift for a friend, this book allows readers to experience the parable of the prodigal son in a way that will forever change their view of the cross. As readers discover the open arms of their Heavenly Father, they won't want to keep this blessing for themselves. The good news must be shared! So read this book and pass it on!

Learn more


Bible Study

Reset in the Word

Reset in the Word

If you recognize your need of a deeper understanding and love for God's Word, we know you will appreciate this new 3-part video series by Doug Batchelor. His three topics are: Finding the Word of God, Feasting on the Word of God, Following the Word of God.

Watch


Leadership Tools

It's Time for Religious Liberty Sabbath!

It's Time for Religious Liberty Sabbath!

Every year on the third Sabbath in January, Seventh-day Adventists around the world take time to remember the God-given gift of religious freedom. On Religious Liberty Sabbath we take time as a world church to pray for the many millions of men, women, and children who continue to suffer harassment, discrimination, and even imprisonment or physical harm, because they choose faithfulness to God, no matter what. We encourage you to make religious liberty a special part of your Sabbath program. Here at this link you will also find a sermon that can be shared.

Learn more


Join the Discussion