Reflejemos a Jesús

Devocional Diaro

Reading Time: 2 minutes

Bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga... Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; él hiere, y sus manos curan. En seis tribulaciones te librará, y en la séptima no te tocará el mal. Job 5:17-19.

Cuando nos llega la tribulación, ¡cuántos somos los que pensamos como Jacob! Imaginamos que es la mano de un enemigo y luchamos a ciegas en la oscuridad, hasta que se nos agota la fuerza, y no logramos consuelo ni rescate. El toque divino al rayar el día fue lo que reveló a Jacob con quién estaba luchando: el Angel del pacto. Lloroso e impotente, se refugió en el seno del Amor infinito para recibir la bendición que su alma anhelaba. Nosotros también necesitamos aprender que las pruebas implican beneficios y que no debemos menospreciar el castigo del Señor ni desmayar cuando El nos reprende...

Dios no desea que quedemos abrumados de tristeza, con el corazón angustiado y quebrantado. Quiere que alcemos los ojos y veamos su rostro amante. El bendito Salvador está cerca de muchos cuyos ojos están tan llenos de lágrimas que no pueden percibirlo. Anhela estrechar nuestra mano; desea que lo miremos con fe sencilla y que le permitamos que nos guíe. Su corazón conoce nuestras pesadumbres, aflicciones y pruebas. Nos ha amado con un amor sempiterno y nos ha rodeado de misericordia. Podemos apoyar el corazón en El y meditar a todas horas en su bondad. El elevará el alma más allá de la tristeza y perplejidad cotidianas, hasta un reino de paz.

Piensen en esto, hijos de las penas y del sufrimiento, y regocíjense en la esperanza. “Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”. 1 Juan 5:4.

Bienaventurados también los que con Jesús lloran llenos de compasión por las tristezas del mundo y se afligen por los pecados que se cometen en él y, al llorar, no piensan en sí mismos. Jesús fue Varón de dolores, y su corazón sufrió una angustia indecible. Su espíritu fue desgarrado y abrumado por las transgresiones de los hombres. Trabajó con celo consumidor para aliviar las necesidades y los pesares de la humanidad, y se le agobió el corazón al ver que las multitudes se negaban a venir a El para obtener la vida. Todos los que siguen a Cristo participarán en esta experiencia. Mientras compartan su amor, tendrán parte en su doloroso trabajo para salvar a los perdidos. Comparten los sufrimientos de Cristo, y compartirán también la gloria que será revelada. Estuvieron unidos con El en su obra, apuraron con El la copa del dolor, y participan también de su regocijo... El Señor tiene gracia especial para los que lloran, y hay en ella poder para enternecer los corazones y ganar a las almas.—El Discurso Maestro de Jesucristo, 15-17.

See Previous Reading See Next Reading

Featured Resources

Witnessing

The Blueprint: God's GPS

The Blueprint: God's GPS

We are living in incredible times. It seems that every day we see more signs of Jesus's soon return. In this sermon, "The Blueprint, Gods GPS," Cami Oetman will cover the Great Controversy theme from Genesis to Revelation. This message will forever change your life and your perspective of what it means to be part of God's remnant church.

Watch


Prayer

Invitation to 4th Quarter Day of Prayer!

Invitation to 4th Quarter Day of Prayer!

October 2, 2021 is designated as one of four special Quarterly Days of Prayer. Formerly the Day of Prayer and Fasting, this 4th Quarter we will focus on praying for wisdom how to understand and share the Three Angels' Messages. If ever there was a time in history that we should be preparing to share the Three Angels' Messages of love it is now. Spiritual darkness is thickening and we need His love and the Holy Spirit’s power to share the call to repentance and the good news of salvation with others. It is time to prepare for Jesus’ soon return. Join us for this special Day of Prayer.

Learn more


Testimonies

Three Amazing Women of Prayer

Three Amazing Women of Prayer

Japan is one of the most difficult countries to reach with the gospel message. That’s why the world church invited a group of Japanese pastors to go to the Philippines to hold evangelistic meetings—some for the very first time—with the hopes they would return to Japan and hold their own series there. The plan was a success, but what we didn’t mention is that three courageous women—with no ministerial training—also felt called to join them and preach their own evangelistic series. Here is a short video of their stories. It reminds us, once again, that God calls not only those who are talented and able to do a task, but He enables all who are willing to go when He calls—and the results will amaze us every time!

Watch


Join the Discussion